Más de 300 personas voluntarias se implican en la 66 edición de la Tómbola de Cáritas

9 de Agosto de 2018

Un año más, la Tómbola de Cáritas se prepara para abrir sus puertas. Será mañana viernes 10 de agosto, a las 20 horas y poniendo a la venta 553.645 boletos, unos 50.000 más que la pasada edición. La Tómbola es uno de los espacios más queridos por la sociedad albaceteña pero también por la Institución, pues supone una importante vía de financiación para poder seguir acompañando y prestando apoyo a miles de personas a las que todavía no ha llegado la recuperación económica 

Crecen los premios 

Aumenta el número de boletos pero también lo hace la proporción de premios. Este año la Tómbola contará con 136.395 premios directos, un 26% del total de papeletas a la venta. Entre estos premios se encuentran desde las tradicionales latas de conserva a cenas para dos en restaurantes de Albacete, circuitos de hidroterapia, entradas a la filmoteca, cervezas, productos manchegos como cerámicas, queso, vino y estancias en casas rurales, así como artículos elaborados en talleres de Cáritas. Este año tampoco faltarán productos de las empresas de inserción de la Fundación El Sembrador, como desayunos, tapas y productos de Romero Comercio Justo, las plantas de interior de Viveros El Sembrador, o estancias en Cortijo Covaroca, juntando, en esta ocasión, las dos palabras que componen el nombre de este albergue ubicado en Nerpio. 

Todas las papeletas son importantes porque con ellas se puede conseguir juntar la palabra Cáritas, y conseguir alguno de los 2.212 premios especiales que se ofrecen, y también participar en los tres sorteos que se realizarán en el transcurso de la Tómbola, donde se podrán conseguir ordenadores, consolas, un juego de electrodomésticos, un dron, una moto o un coche. 

Solidaridad, empleo, ilusión y nuevas oportunidades 

La Tómbola es posible gracias a la colaboración de la ciudadanía y al trabajo desinteresado de más de 300 personas voluntarias que se implican, no solo durante su apertura, sino a lo largo de todo el año, pensando diferentes acciones, incorporando nuevos productos o contactando con donantes. De hecho, en los últimos años se mantiene el compromiso de las empresas colaboradoras, que ya son más de 200. 

La Tómbola supone además una oportunidad laboral para 17 personas, 11 de ellas de la bolsa de empleo de Cáritas, que durante dos meses estarán trabajando en mostrador y en almacén. Detrás de cada boleto que Cáritas pone a la venta hay empleo, ilusión, acompañamiento, dignidad... es el trabajo que la Institución realiza al servicio de los que menos tienen y en los lugares y realidades más desfavorecidas.

Compartir