Juan Manuel Cotelo un director de cine sin complejos

16 de Abril de 2017

Juan Manuel Cotelo, ha estado recientemente en Albacete ofreciendo su testimonio de vida y compromiso con la fe dentro de su trabajo diario dentro del mundo del cine. Nace en Madrid en 1966; está casado y tiene tres hijas. Es director de cine y ha dirigido películas como El sudor de los ruiseñores, La última cima, Mary`s Land y la reciente Footprints, el camino de tu vida estrenada el pasado año.

Cotelo invita al testimonio más individual, al cara a cara y propone la imagen de guardar escudos y espadas para defenderse y transmitir lo que uno siente y vive con sinceridad. Hablar de la propia experiencia vivida de felicidad.

Juan Manuel, ¿qué buscas realmente en tus películas?

Transmitir la alegría que hay en mi vida y el sentido, comunicarlo bien alto, bien claro para quien se ponga delante.

¿Qué te hace sentir satisfecho cuando terminas tus trabajos?

No sólo al final de mi trabajo sino todos los días diría.  Lo que me hace sentir feliz es pensar que hoy estoy cumpliendo la voluntad de Dios. Lo que vaya a pasar al cumplir esa voluntad ya no depende de mí. Tal vez diría que la mayor alegría o satisfacción es cuando hay una persona que se acerca a ti y te cuenta de que manera la película le ha ayudado a amar más, a dejarse amar más en su vida. Me maravilla cuando te dicen que no solo le ha gustado la película, sino que le ha tocado. Todo esto es un fruto que no puede conseguir ninguna película sino que es una obra de Dios directamente en cada espectador. 

Tus películas impactan y luego esas personas sabemos que te cuentan su testimonio. De los que has escuchado, ¿cuál destacarías?

¡Puf! No puedo contestar a bote pronto a esta pregunta. Es imposible. Primero porque tendría que seleccionar entre miles y no es un modo de hablar.

Te puedo contar algo de hace un mes o mes y medio de una persona que en el momento en iba a suicidarse, el día anterior había abortado. Dijo al Señor:“Envíame un ángel ahora, necesito ayuda ahora”. Y en ese momento entró un WhatsApp en su teléfono y lo abrió. Era una amiga suya que sostenía en sus manos un DVD de “En Tierra de María”.  Le decía: “Acabo de comprar esta película. ¿Te vienes a casa y la vemos juntas?”.  Esa mujer me llamó por teléfono al día siguiente para decirme: “su película salvó mi vida”.

“En Tierra de María” está el testimonio de una modelo colombiana que hablaba como ella había abortado tres veces y como tras su primera confesión experimentó una alegría que nunca había experimentado: una paz tremenda y como todo volvió a su sitio, volvió a estar bien. Y ella viendo esa película bajo a la calle, busco una iglesia, un sacerdote y se confesó después de veinte años. Éste es un testimonio muy reciente, pero podría ir contando uno tras otro. Gracias a Dios son testimonios de vida que voy conociendo.

Cuando te piden que ofrezcas tu testimonio, ¿cómo lo enfocas?

Pues te voy a contar un secreto. Abro la boca y voy contando lo que va surgiendo en mi corazón en ese momento porque si intento controlar lo que quiero decir no sé por dónde empezar. 
Siempre que me piden que ofrezca mi testimonio supone para mí un pequeño reto: cómo explicar lo que pasa en mi vida. No trato de organizarlo o planificarlo por mí. Aunque pueda parecer raro, cuando hablo creo que no es ejecutado por mí. Yo soy el primer sorprendido de lo que va pasando en mi vida. No pienso mis palabras, sino que hablo, dejo que él transmita lo que hay en mi corazón. 

Juan Manuel Cotelo prepara una nueva película titulada El mayor regalo, una película sobre el perdón incluso en aquello que pensamos que no tiene perdón. Entre los ejemplos tenemos: El nieto que perdonó a la asesina de su abuela; el ex terrorista que pidió perdón a sus víctimas; el dictador que mostró su arrepentimiento al pueblo; el hijo que perdonó a sus padres por abandonarle y golpearle hasta quedar hospitalizado durante varios años; o el matrimonio aparentemente roto por las infidelidades de ambos y que se pidieron perdón cuando iban ya a divorciarse. Son historias que Cotelo e Inifinito + 1 quieren contarnos a través del cine. Para lograrlo, han iniciado una campaña de crowdfunding. El proyecto verá la luz si se consiguen 100.000 euros.

Compartir